Preferencias de Chaperos de lujo sobre sus clientes

Preferencias de Chaperos de lujo sobre sus clientes

24 FEB 2016. 0 comentarios

Definitivamente las monedas tienen cara, y si es importante lo que el cliente espera de los chaperos de lujo se corresponda con lo que ha podido leer o ver en su perfil, no es menos importante lo que ese chapero espera cuando se encuentra con el cliente, el cual por otro lado, es completamente desconocido, a excepción de una posiblemente corta conversación telefónica, donde poco o nada se puede intuir de la personalidad de dicho cliente.


El chapero es quien tiene la última palabra, parece un poco raro, pero es así, siempre debe tener la seguridad de poder rechazar a algún cliente por cualquier razón, tener en cuenta que es el chapero de lujo quien decide alquilar su tiempo para estar con el cliente, ese tiempo es lo más preciado que tenemos cada uno de nosotros y el hecho de haber marcado un precio, y por otro lado seguramente es asequible para quien lo paga, solo hace que hagamos un privilegiado a ese cliente, aunque nunca hay que olvidar quien solicita un servicio de este tipo es por el simple hecho de echar un buen polvo, un fast-fucking o discreción máxima debido a su estado civil.


Cuando llames a un chapero de lujo para solicitar sus servicios, asegúrate de haber visto y leído bien su perfil, sobre todo para no volver a preguntar sobre aspectos, los cuales aparecen reflejados previamente en su anuncio, para que el chapero también vea que has puesto interés, aunque tampoco pasa nada si preguntas, seguro que amablemente responden a todas tus dudas.


Todo esto es unicamente una breve indicación sobre cómo gestionar el comienzo de la relación chapero - cliente, simplemente para hacerlo de manera cordial, por ejemplo, llamar y automáticamente solicitar tarifas resulta un poco frío y desencanta a cualquiera, al final y aunque muchos no lo verán así, estamos hablando de relaciones entre personas y el empatizar y ser amables o cordiales suele ser bastante efectivo a la hora de no “cosificar” a los chaperos de lujo.


El dinero es el tercer protagonista de este tipo de encuentro, no nos engañemos, al final se trata de eso, ¿verdad? Si alguien decide llamar a un chapero de lujo para contratar sus servicios, los cuales están detallados en su perfil, es aconsejable dejarse de regateos, para mí esto no es un bazar donde puedas elegir el “objeto” que quieras y pretender pagar el precio que te dé la gana, cuando compramos algo en cualquier tienda de marca no se nos pasa ni por asomo la posibilidad de solicitar un descuento, así que en este caso debe ser igual.


Hablando de dinero, lo habitual es que el cliente una vez acordado el precio pague al chapero por adelantado para evitar desconfianzas o malos entendidos.


Cuida siempre tú higiene, y aunque no hayas tenido posibilidad de darte una ducha antes de ver al chapero de lujo, estoy seguro que este te la ofrecerá gustosamente, evitando situaciones incómodas e incluso desagradables. Tampoco debes intentar estirar el tiempo, una cosa es que estés relajado, tranquilo y se te olvide mirar el reloj por algún tiempo y otra es intentar “sisar” minutos, hecho este seguro que estropea la gran experiencia cual habrás tenido hasta ese instante.


Como hemos dicho anteriormente, cada situación es diferente y cada persona un mundo, con todo esto no pretendemos marcar unas reglas fijas e inexorables, simplemente son unas pocas pautas para hacer mucho más agradable los encuentros a los cuales todos estáis deseando.

Dejar un comentario